¿Qué dicen los emojis de la naturaleza humana?

 

Alrededor de 1999 Shigetaka Kurita creó el primer emoji, en ese momento Kurita era un empleado de DoCoMo, el mayor operador de telefonía móvil en Japón.

Hablando con “The Verge” Kurita habló sobre los problemas con muchas plataformas de servicios de Internet móvil en ese momento, problemas de comunicación en los mensajes.

Este es un problema que se resuelve hasta cierto punto con “emoticonos”, los emoticonos se componen por medio de caracteres que aparentan una figura y a su vez enriquecen un mensaje.

Ejemplo:

¯\_(ツ)_/¯

ಠ_ಠ

(•_•)

Pero los "emoticonos" tienen sus propios inconvenientes: son poco manejables, lentos para componer, no estandarizados y para muchas personas una tarea algo complicada.

Entonces, Kurita pensó

¿Qué pasaría si pequeñas imágenes fueran tratadas tecnológicamente como letras individuales? De manera que uno en vez de escribir H A P P Y espacio F A C E, solo escribe “ 😊”... y así nacieron los emojis. Pronto se extendieron a otros operadores de telefonía móvil japoneses y finalmente al mundo.

En 2010, los emojis fueron adoptados en Unicode - el estándar global para mostrar y transmitir el texto en sistemas de escritura a través de computadoras- Esto es algo significativo, significa que los emojis - a diferencia de los emoticonos - están controlados y regulados. Uno podría crear un nuevo emoticono pero no cualquiera puede crear un emoji y mucho menos introducirlo el entorno Android o iOS.

Uno debe esperar nuevos emojis y cuando llegan es una causa célebre precisamente porque su llegada no es orgánica, sino, premeditada.

En 2015 al incluir emojis racialmente diversos se dio un salto enorme. Ahora los emojis permitían que más personas hablasen de sí mismos con más detalle, pero espera,

¿hablar y emojis?

¿estas cosas van juntas?

Este debate se ha enfurecido especialmente después de que el Diccionario de Oxford llamara la cara llorando mientras se reía de la palabra del año 2015.

¿Los emojis son palabras?

¿El uso del emoji constituye un propio lenguaje pictográfico global?

La lingüista Gretchen McCulloch, compara los emojis con gestos mientras alguien escribe.

Los emojis son de cierta forma la puntuación de la puntuación creativa.

Son el equivalente digital de hacer una mueca o un cambio de tono en la voz mientras dices algo, pero el hecho de que los emojis no sean palabras no significa que son un idioma.

Nick Stockton en Wired dice que no, defiende que los emojis se parecen más a un lenguaje embrionario, un grupo de células que algún día podría ser un idioma. ¿Será? 🤔

Escribiendo para la BBC, el lingüista Neil Kohn dice que los emojis no siempre son adornos, que a veces los hilos de ellos transmiten un significado (👦🏻👓⚡), pero realmente la esencia del lenguaje se reduce a si tienen una gramática o un conjunto de reglas sobre cómo se ordenan los mensajes.

Ciertas ideas sobre el mundo y las personas en él se pueden comunicar con emojis, pero los emojis son un accesorio del lenguaje y, a menos que esos significados surjan naturalmente, es un sistema restringido capaz de crear una mala comunicación, a veces a la luz de significados sumamente populares... 🍆¿Sabes a lo que me refiero?

Puede que los emojis no sean palabras, que no sean un lenguaje, pero cuando los utilizamos... ¿Estamos hablando?

La respuesta no es que , pero tampoco es un simple no.

En general, la inquietud de decir que los mensajes de o texto habla arruinando nuestro idioma. Han surgido una sorprendente cantidad de catedráticos que aseguran que “escribir en texto no es escritura” ¿Entonces? ¿Qué escribimos en realidad?

Bueno, los emojis, los memes o GIFs sugieren que, sea lo que sea enviar mensajes de texto, queremos que sea más como hablar, los emojis y sus parientes no se hablan, pero en su totalidad son un intento de capturar la estética del habla.

A esto es a lo que llega Gretchen McCulloch cuando habla de que los emojis son como gestos, parte de la actuación de hablar verbalmente en persona, que se compone de algunas partes.

Esto es lo que hace el paralenguaje textual, cosas como MayúScuLaS y signos de puntuación extraños!¡!¡!, letras repetiiiiiiiiidas para indicar la extensión del fonema con emoticonos y, por supuesto, emojis.

Tooooodo esto es para decir que los emojis no son para “escribir” o “leer” tanto como para hablar la escritura.

Fuera de la cultura informal, los emojis ya son parte de la comunicación.

Las marcas nos hablan con emojis, en el trabajo empezamos a ver emojis, así como vemos correos que no solo dicen: ¡Urge!, sino URGE!!!!!!.

Los emojis son una maravillosa respuesta del ser humano hacia su necesidad de hablar cuando escribe, y ahora que se escribe más de lo que jamás se hizo en la historia de la humanidad, resulta bastante interesante esta evolución.

 

Vivimos un momento grandioso y emocionante, acompañados por incontables desafíos intrínsecos.

A medida que los idiomas del mundo crecen cada vez más y se interconectan.

Las comunicación se moldea al usuario y el usuario a la tecnología, Hardware y Software.

 Los emojis son el ejemplo perfecto de que la comunicación humana no es solo una necesidad, es una urgencia que surge desde lo más profundo de la naturaleza humana y que requiere de todo nuestro ingenio, y claro, requiere toda la tecnología que tengamos a la mano.

Dejar un comentario